Pagina Principal Informacion sobre el Foro  
 
<< Atrás  
 
Nuestra Propuesta
Quienes Somos
Documentos Clave
Monitoreo de Medios
Vínculos
Preguntas Frecuentes
• • •
Cómo Participar
Ir a la Página PrincipalIr a Version Solo TextoContactanos
e-Voluntariado
Comisión de Análisis Político

Monitoreo de Medios

Siempre la desilusión
(31/05/2007)

A dos meses de la sanción de la polémica ley Las causas contra la reforma del Consejo deambulan sin juez
(02/05/2006)

Un Kirchner hacia adentro y otro hacia afuera
(19/03/2006)

  Buenos Aires, 26 de Julio de 2017  
  Mapa - Sugerencias - Imprimir >>
Articulo de opinión

MARTA OYHANARTE DEBE RENUNCIAR (30/08/2003)

Quien asume una elevada función pública, con el compromiso de llevar adelante la Reforma Política, y advierte que en la gestión del Gobierno se enturbian y manosean instituciones de la República, debe renunciar.

Marta Oyhanarte que, para muchos ciudadanos fué uno de los más confiables referentes de la defensa de la Constitución, de la lucha por la democracia auténticamente representativa y de la defensa de los principios republicanos, se vé involucrada, hoy, en la gestión de un gobierno que parece marchar en otro sentido.

La vertiginosa generación de sorpresivos hechos políticos que diariamente padecen los desconcertados ciudadanos, parecería indicar que su designación no respondía a una autentica convicción del Gobierno respecto de la Reforma Política, sino al intento por capitalizar su figura y congraciarse con un sector que puso al desnudo la corrupción de la clase política y la degradación a que eran sometidas las instituciones políticas.

Marta Oyhanarte debe renunciar. El plan de este Gobierno, sus metas y sus proyectos, están escondidos, bajo llave, en la mente de una sola persona. La Dra. Oyhanarte no puede pensar que en esas condiciones podrá encaminar el proyecto para el que, supuestamente, fué designada.

Marta Oyhanarte debe renunciar. Hoy, desde el Gobierno, todo está puesto al servicio de la construcción de un poder hegemónico, contrariamente a lo que estatuye nuestra Carta Magna. No se puede desconocer que están bloqueados los caminos de lo que fué su lucha y la de todos los que día a día han venido trabajando a título personal o desde alguna ONG para tratar de sacar a nuestro país del abismo al que la clase política lo ha arrojado.

Marta Oyhanarte es una bandera. En momentos de confusión como los que vivimos, con la escasez de dirigentes que aflige al país, esa bandera tiene que estar bien alta, orientando la marcha de la gente por encima del polvo que levantan las facciones y las banderas de diverso signo que hoy parecen sentirse dueñas de la Argentina.

Marta, la ciudadanía espera de vos un gesto republicano.