Pagina Principal Informacion sobre el Foro  
 
<< Atrás  
 
Nuestra Propuesta
Quienes Somos
Documentos Clave
Monitoreo de Medios
Vínculos
Preguntas Frecuentes
• • •
Cómo Participar
Ir a la Página PrincipalIr a Version Solo TextoContactanos
e-Voluntariado
Comisión de Análisis Político

Monitoreo de Medios

Siempre la desilusi髇
(31/05/2007)

A dos meses de la sanci髇 de la pol閙ica ley Las causas contra la reforma del Consejo deambulan sin juez
(02/05/2006)

Un Kirchner hacia adentro y otro hacia afuera
(19/03/2006)

  Buenos Aires, 25 de Mayo de 2017  
  Mapa - Sugerencias - Imprimir >>
Exposici贸n en la Tercer Reuni贸n del Foro

Exposición en la Tercer Reunión del Foro para la Reforma Política
por Eduardo Roca - 3° Reunión del Foro para la Reforma Política

Mi idea es que en el piso social y político tan riesgoso en que estamos moviéndonos, las instituciones públicas heredadas - cualquiera haya sido o sea el comportamiento de sus integrantes - han sido y siguen siendo la última defensa de los derechos y garantías de la población que aspira a que la vigencia de las leyes les permita trabajar. De manera que su cuidado es cuestión esencial, de primera necesidad, para cada uno de nosotros. A ello, creo que debe agregarse que, en lo cotidiano, sobre las instituciones que componen el poder judicial, recae la inevitable adopción de decisiones que por inercia, incompetencia o malicia los otros poderes no han sabido o querido adoptar.

No está al alcance del ciudadano individual corregir por el mismo esa situación en el plano inmediato. Si lo está, el participar asociado con otros en acciones de conjunto que intenten que las instituciones que existen no solo estén bien estructuradas legalmente sino que sean integradas con personas que puedan hacerlas funcionar correctamente, cualquiera sea su conformación actual. Más que una posibilidad o un deber es vital auto defensa. No basta con expresar la insatisfacción o la protesta que provoca la situación actual, utilizando el simple recurso del alejamiento de la cosa pública mediante diferentes maneras como, por ejemplo, el voto protesta, sino que, hoy más que en ningún otro momento, es reprobable dejar de usar los mínimos recursos legales al alcance del ciudadano común. Por otro lado, la participación en las O.N.G. es un mecanismo supletorio pero no decisivo.

Tal situación hace, pues, imprescindible que cada ciudadano, cada entidad compuesta por personas angustiadas por lo público, coloque parte esencial de su atención y actividad, en mejorar el desenvolvimiento de las instituciones que integran el Poder Judicial, en todas las jurisdicciones de la República, tanto en la federal como en la provincial o municipal.

En el caso de las diferentes instituciones que componen el Poder Judicial, uno puede advertir un comportamiento social contradictorio. Por un lado, algunas de ellas como la Corte o la justicia penal federal (no abro juicio personal) figuran en las encuestas con muy bajos niveles de respeto pero, al mismo tiempo, todos los sectores procuran obtener decisiones o reclamos judiciales favorables. A veces, reitero, parecería que en la República Argentina la única autoridad capaz de tomar alguna decisión es la de los jueces.

Como la creación del Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento ha sido el intento de solución que la sociedad organizada ha dado el grave problema de la designación de sus integrantes, no cabe duda que su funcionamiento está inscripto en la agenda primordial de los argentinos. Desde luego, han existido reacciones; las primeras las de entidades como Forex o periódicos institución como el diario “La Nación”. También los organismos específicos como la Federación de Colegios Públicos de Abogados o el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

Ahora bien, para obtener resultados prácticos corresponde distinguir entre los diferentes planos de acción posible: uno, el que se refiere a la posible modificación de los Arts. 154 y 155 de la Constitución Nacional, otro el que hace a la modificación de las leyes 24.537 y 24.939 y un tercero que corresponde a lo que el Consejo o el Jurado pueden realizar dentro de sus facultades por vía reglamentaria o por decisiones de casos concretos. Por lo que en cada plano correspondería modalidades de actuación diferentes.

La reunión convocada por el Foro para la República es un acto que se inscribe en esa imprescindible actividad reformadora y de discriminación de los objetivos posibles.

Dr. Eduardo Roca. [ C.V. ]