Pagina Principal Informacion sobre el Foro  
 
<< Atrás  
 
Nuestra Propuesta
Quienes Somos
Documentos Clave
Monitoreo de Medios
Vínculos
Preguntas Frecuentes
• • •
Cómo Participar
Ir a la Página PrincipalIr a Version Solo TextoContactanos
e-Voluntariado
Comisión de Análisis Político

Monitoreo de Medios

Siempre la desilusión
(31/05/2007)

A dos meses de la sanción de la polémica ley Las causas contra la reforma del Consejo deambulan sin juez
(02/05/2006)

Un Kirchner hacia adentro y otro hacia afuera
(19/03/2006)

  Buenos Aires, 30 de Marzo de 2020  
  Mapa - Sugerencias - Imprimir >>
Noticia

La economía da espacio a dos visiones distintas
Daniel Fernández Canedo

  Fecha: 09/12/2004

Ver noticias relacionadas (2)
  Tema relacionado: Función Pública

SIN GRANDES SOBRESALTOS, SE DEBATE LA SUERTE DEL CANJE Y LA DE LAVAGNA

A grandes trazos la discusión sobre el futuro de la economía se divide en dos posiciones.

El bando más crítico o pesimista cree que la demora en el canje de la deuda para salir del default generó una situación en la cual Roberto Lavagna es un ministro a plazo fijo y que su tiempo habrá expirado cuando la Argentina concrete el canje.

Ese bando, además, considera errada la estrategia que tiene en la cabeza el presidente Kirchner de pagarle puntualmente al FMI en caso de que el canje se demore y, por tanto, no se pueda negociar un acuerdo con ese organismo.

Lo que proponen es que en vez de achicar la deuda con el Fondo, el Gobierno les mejore la oferta a los acreedores con un pago en efectivo, para así lograr una mayor aceptación de la oferta y después acordar con el FMI.

El otro bando es el de los optimistas, que interpretan el pensamiento de Kirchner diciendo que, en realidad, el Presidente no piensa pagar los US$ 4.400 millones que vencen con el FMI sino ir pagando para evitar las presiones del FMI hasta que se llegue a un acuerdo.

Esa posición cree que la Argentina podrá salir de la cesación de pagos recién a mediados de 2005 y que para eso Kirchner intenta despejar el horizonte de presiones externas para que aumenten las tarifas de los servicios públicos y llegar a un acuerdo con los acreedores.

El bando optimista cree que todas las malas noticias sobre el canje de la deuda ya pasaron y que de ahora en más (designación de banco, fecha cierta de inicio del canje, etc.) el camino se alisa.

Más allá de las posiciones de ambos bandos, lo concreto es que los aires que soplan para el canje de la deuda ya no son tan favorables y hoy es difícil encontrar analistas que se animen a pronosticar niveles de aceptación de 80% al que varios se arriesgaban un mes atrás.

Pero, como en el fútbol, partidos son partidos y en este tema está lejos de decirse la última palabra. Además, la polémica es posible porque, unos y otros, a la hora de pronosticar coinciden en que el crecimiento económico de 2005 difícilmente baje de 5%.

El ministro de Economía paga hoy el costo de no haber llegado a un acuerdo con algún banco para hacer el canje y, también, por haber fijado fechas para la operación que no se pudieron cumplir. ¿Quién pagará el costo de tener que cancelarle cerca de US$ 900 millones al FMI en el caso de que no se llegue a un acuerdo en el primer trimestre de 2005?

Entre tanto, diciembre se proyecta como el primer mes del año con déficit fiscal.

El déficit rondará los $ 1.000 millones como consecuencia de que se postergaron 790 millones de recaudación de Ganancias para enero y se gastarán unos 1.300 millones más por pago de aguinaldos en fecha, mejoras a jubilados y por asignaciones familiares.

Esa inyección de dinero al mercado es la que hace soñar a comerciantes y empresarios con un cierre de año con más consumo sin importar que en el primer trimestre de 2005 los contribuyentes deberán sacar del bolsillo unos 1.100 millones de pesos para cumplir con la AFIP.

El déficit de diciembre no le impedirá al Gobierno mostrar un superávit anual cercano a los 19.000 millones de pesos, que expresado de otra manera es un 4,3% del producto bruto.

Si a la última cifra se le suman dos puntos del superávit del conjunto de las provincias se llega al 6,3%, un superávit récord por muy lejos.

Ese superávit, las reservas de dólares llegando a 20.000 millones en el Central y una inflación anual levemente superior a 5% constituyen los fundamentos de una estructura que entre otras cosas permiten que pesimistas y optimistas hoy puedan debatir sobre la suerte de Roberto Lavagna o el canje de la deuda sin grandes sobresaltos.

Un interrogante que asoma entre los empresarios es si tendrá impacto inflacionario el aumento salarial que está surgiendo de conflictos y negociaciones entre empresas y trabajadores. El resurgir de la discusión salarial es otro dato de que la economía está mejor. Nadie se hubiese aventurado a reclamar más sueldo en la noche que arrancó con la recesión en 1998 y tuvo su punto máximo con la devaluación de 2002.


  Noticias relacionadas:

   
  Listado por tema:
 
  Noticia (Últimas 20): > Ver listado completo
 

Este servicio de Monitoreo de Medios sobre artículos de opinión y noticias está orientado a elevar el debate y formar a la opinión pública acerca de una Reforma Política de fondo para la Argentina. Los artículos son seleccionados, cargados en la pagina web y editados a traves del programa de e-Voluntariado de RPR.